25/06/2024 9:25 AM
PUBLICIDAD
----------
----------

Mientras tanto, en España, 350 tractores colapsan cuatro horas Granada para exhibir la ruina del campo.

La alta participación dobló las previsiones pero la irrupción de agricultores críticos con la organización ralentizó la marcha y boicoteó la protesta.

----------
----------

Dos años después de la histórica marcha de febrero de 2020, cuando 747 tractores cruzaron la Gran Vía para exigir precios justos para el campo, agricultores de toda la provincia volvieron a tomar las calles de la capital granadina con sus vehículos de trabajo para evidenciar que la situación va a peor.

La inflación y especialmente los costes disparados del gasóleo y la electricidad, que han triplicado los gastos de las explotaciones agrícolas y ganaderas en la actual campaña, les han sumido en una crisis sin precedentes.

El sector primario granadino, que sostiene el 11% del PIB de la provincia, volvía a lanzar este miércoles 29 de junio un desesperado SOS a las administraciones en forma de protesta en la que participaron 350 tractores y otros cincuenta vehículos, además de unos doscientos agricultores a pie detrás de una pancarta con el lema ‘El precio del gasoil, la ruina del campo’.

La marcha, convocada por las cuatro grandes organizaciones agrarias –UPA, ASAJA, COAG y Cooperativas Agroalimentarias– recorrió durante más de cuatro horas las calles de Granada y llegó ocupar una extensión de más de tres kilómetros y medio, colapsando el tráfico durante todo el recorrido, que discurrió desde Joaquina Eguaras y Camino de Ronda.

Las caravanas de tractores, perfectamente organizadas en cinco rutas, salieron desde los pueblos más cercanos a las siete de la mañana y entraron a la capital evitando las autovías. La idea es que fuera una marcha simbólica, limitada a 200 tractores registrados e identificados, pero finalmente se sumaron mucho más.

Practicamente se doblaron las previsiones de participación de los organizadores, que sin embargo no pudieron disfrutar de la jornada reivindicativa tranquila que esperaban y vieron su trabajo de planificación boicoteado por agricultores críticos con los sindicatos agrarios.

Este grupo de agricultores independientes, que entienden que los convocantes no defienden los intereses del sector, ocuparon con sus tractores los primeros puestos de la marcha y «reventaron» la protesta con continuos paros que ralentizaron la manifestación.

Desde el primer momento, en la salida de la marcha, el grupo crítico dejó claro que además de protestar por los precios del gasoil y la luz iban a reprobar a las organizaciones convocantes. Lo hicieron a gritos y haciendo sonar las bocinas de los tractores mientras los portavoces hacían declaraciones ante los medios para exigir al Gobierno «medidas reales y efectivas que palíen la abusiva e injustificable subida de los costes de producción».

PUBLICIDAD
----------

En Francia tambien la situación no da para más.

«Si no se toman soluciones, estamos perdidos»

«O se reduce el precio del gasoil o dejamos los tractores parados», explica Carlos, uno de los agricultores participantes en la protesta masiva contra los costes del combustible agrícola en Granada. Un total de 350 tractores se manifestaron por la capital para exigir un abaratamiento del precio del gasóleo, entre otras medidas. «No es solamente el importe del combustible, sino el de los fertilizantes, el de los abonos… Si el campo cae, ¿de qué vamos a vivir?».

Carlos se movilizó desde Íllora sin importar las consecuencias. «Día que no trabajamos, día que perdemos. Pero no podemos aguantar más». En la ‘tractorada’ también participan trabajadores del campo procedentes de Pinos Puente, Moraleda de Zafayona, Ventas de Huelma u otros puntos de la provincia. Javier vino de Padul con los datos bien estudiados. «Hace unos años, el litro de gasoil se situaba en los 38 céntimos. Ahora, es de 1’40 euros y no sabemos hasta dónde puede llegar. La especulación es constante. Una jornada laboral le cuesta a cada tractor más de 180 euros. Esta inflación no nos afecta únicamente a los agricultores, sino a todos los ciudadanos».

Si los productores suben el precio de su cosecha, los consumidores también se toparán con un importe al alza en el supermercado. Se trata de una cadena compuesta por numerosos eslabones. Todos ellos comprometidos tras la subida de los costes de producción. «Si el transportista no distribuye nuestras hortalizas, se pone en huelga o cierra, nosotros no ganamos nada. Con los gastos actuales no salen las cuentas. Trabajar en el campo no es rentable», aclaran Raúl y Daniel, dos trabajadores agrícolas de Castell de Ferro.

«Te planteas si dejarlo y dedicarte a otra cosa. ¿Quién se va a ocupar de la agricultura? Necesitamos una solución o el campo está perdido. ¿Quién va a querer ganar dos duros?», concluye Paco mientras aprieta el claxon.

EL CAMPO NO PUEDE MÁS Y SE LEVANTA EN ARMA – VIDEO INFORME

PUBLICIDAD
----------
----------

INFORMES RELACIONADOS

----------

Cultivar tus propias lechugas en el balcón también es muy malo para el medio ambiente.

Los huertos urbanos tampoco son una buena idea para paliar el cambio climático, según un nuevo estudio de la Universidad de Michigan. La jardinería urbana es aún peor que los cultivos convencionales para el medio ambiente. Quizá cinco o seis veces peor..

Como suele ocurrir en este tipo de disciplinas seudocientíficas, los datos se los sacan de la manga. Todo depende de cómo se haya montado la “infraestructura”, dicen los entendidos de Michigan. También depende del tipo de hortalizas uno cultive.

Que nadie piense que sólo los agriculores profesionales destruyen los ecosistemas. También todos esos aficionados a los cultivos en los parques, jardines, terrazas, patios y azoteas de las grandes ciudades.

Los verdes no van dejar títere con cabeza. No van a parar hasta amargar la vida a todo el mundo. Hasta hace poco, los huertos urbanos eran la moda entre los partidarios de la “sostenibilidad”, un ejemplo de alimentación de proximidad, de las ciudades de los 15 minutos… No tenían más que ventajas.

Ya no es así. La ciencia ha vuelto a cambiar a golpe de talonario. Un estudio tan estúpido como el de la Universidad de Michigan contó con el dinero de toda clase de parásitos: Consejo de Investigación Económica y Social de Reino Unido, el Ministerio Federal de Educación e Investigación de Alemania, la Agencia Nacional de Investigación de Francia, la Fundación Nacional de Ciencias de Estados Unidos, el Centro Nacional de Ciencias de Polonia y el Programa de investigación e innovación Horizonte 202 de la Unión Europea.

En lugar de arar los parques, los vecinos de los barrios deberían ir al supermercado a comprar lo que les pongan en los estantes y tragarse los alimentos transgénicos, que son mucho más saludables para el medio ambiente (2), como también han demostrado los “expertos” (2). Alternativamente, siempre podrán recurrir a las cucarachas y los gusanos.

Lo más probable es que en el futuro eliminen la carta de los restaurantes. El comensal no podrá elegir. El menú se impondrá por decreto y se publicará cada día en el Boletín Oficial del Estado.

PUBLICIDAD
----------
PUBLICIDAD
----------
----------

INFORMES RELACIONADOS

----------

La última Batalla // La Agricultura y el Control de la Comida.

Una verdadera resistencia sobre la Agenda 2030 y le 4ta Revolución Industrial se esta desarrrollando en Europa.

Como muchos de Uds. sabran, se intensifican las protestas agrarias en Países Bajos donde están aumentando los bloqueos de carreteras, las barricadas y los lanzamientos de orin y estiércol sobre puntos críticos para protestar contra la Agenda 2030.

Pero desde luego este no es un caso aislado ni mucho menos.

En varios países de Europa los agricultores se estan encontrando realmente por primera vez desde hace mucho tiempo con una batalla desigual y sin sentido frente a una agenda que intenta eliminar de un plumaso todo lo que hemos ganado en soberania e igualdad desde hace siglos y no nos referimos en terminos partidiarios, institucionales o de países, sino en lo indivual de luego se vuelca a la comunidad organizada.

Otra item a tener en cuenta para ver como se esta propagando la idea de la resistencia es lo recientemente orcurrido en España.

La agitación causada por las protestas de los tractores en Francia pronto podría ser seguida por los agricultores españoles, ya que ellos también se están preparando para unirse a sus homólogos europeos en manifestaciones generalizadas.

Estos acontecimientos se producen tras la ola de protestas en Francia, donde los agricultores bloquearon numerosas carreteras e impidieron el acceso a París en las últimas horas.

En Alemania, el gobierno de Olof Scholz ha recortado los presupuestos, lo que ha provocado el fin de las subvenciones al diésel agrícola. Este hecho tuvo lugar recientemente y provocó el descontento entre los agricultores.

Al otro lado de la frontera, en Francia, el gobierno tuvo que dar marcha atrás en el aumento de los impuestos al diésel agrícola y ofreció compensaciones a los ganaderos, tras el revuelo por cuestiones relacionadas con los precios y el aumento de los costos de producción que hicieron que la agricultura no fuera rentable.

PUBLICIDAD
----------

Pero en el caso español, los reclamos apuntan a la competencia de la producción agrícola marroquí, país al que trasladaron las principales empresas agrícolas españolas a finales de la década del 2000, a los fines de aumentar beneficios y que, por ser producción extracomunitaria, no le pesan las mismas imposiciones de la UE, lo que está llevando a una competencia de precios a la baja en origen, y aparte, un incremento de beneficios sin parangón en la intermediación que realizan los supermercados.

Más allá de estas cuestiones nacionales, existe un descontento colectivo hacia el Pacto Verde Europeo y la nueva Política Agrícola Común (PAC) para 2023-2027.

Para evitar que en España se reproduzcan las imágenes de protestas de agricultores que se han dado en varios países europeos, la Guardia Civil ha desplegado un dispositivo de infiltración en los diferentes grupos de WhatsApp que están motorizando las «tractoradas sorpresa» que se preparan para los próximos días, tratando de infectar los móviles de los participantes mediante el software espía FinSpy, una herramienta de seguimiento de teléfonos móviles cuyos derechos el gobierno español adquirió entre 2012 y 2014, según Wikileaks.

El mecanismo con el que se habría infectado los móviles de los participantes de estos grupos es sencillo. Bastaría que uno de los usuarios de estos grupos (un infiltrado de la Guardia Civil), normalmente abiertos, compartiera un enlace o archivo infectado que fuera descargado al teléfono de la víctima, para poder controlar toda la actividad que los agricultores compartan a través de sus dispositivos.

Gracias a este método, completamente ilegal, la Benemérita ha sido capaz de recopilar información personal como contactos, mensajes SMS/MMS, correos electrónicos, calendarios, ubicación GPS, fotos, archivos en la memoria, grabaciones de llamadas telefónicas y datos de los sistemas de mensajería más conocidos: WhatsApp, Telegram, etc.

Esta infiltración sin orden judicial ha permitido a las diferentes comandancias de la Guardia Civil, fuerza de seguridad que tiene el control operativo de la mayoría de las zonas donde arrancarían las protestas, adelantarse a las mismas y tomar posiciones para que los agricultores no obstruyan las principales vías de la península durante la semana que arranca el 5 de febrero de 2024.

Se trata de una investigación prospectiva completamente prohibida en el ordenamiento jurídico español.

A continuación los invitamos a ver el video informe ampliando estea información.

PUBLICIDAD
----------

DOCUMENTAL RECOMENDADO PARA SEGUIR CON LA TEMÁTICA.

----------

Capitalismo de Vigilancia y Control.

El robo y explotación de datos a nivel masivo.

La profesora de Harvard Shoshana Zuboff escribió un libro monumental sobre el nuevo orden económico que es alarmante. «La Era del Capitalismo de Vigilancia«. Aquí tenemos un breve documental en video que resume los aspectos más relevantes.

Revela cómo las empresas tecnológicas más grandes manejan nuestros datos.

¿Cómo recuperamos el control de nuestros datos? ¿Qué es el capitalismo de vigilancia?

En este documental, Zuboff le quita la máscara a Google y Facebook y revela una forma despiadada de capitalismo en la que ningún recurso natural, sino el propio ciudadano, sirve como materia prima. ¿Cómo pueden los ciudadanos recuperar el control de sus datos?

EXCLUSIVO
PUBLICIDAD
----------

Breve resumen del documental:

En el año 2000 la crisis de dot.com ha causado heridas profundas. ¿Cómo sobrevivirá la startup Google al estallido de la burbuja de internet? Los fundadores Larry Page y Sergey Brin ya no saben cómo cambiar el rumbo. Por casualidad, Google descubre que los «datos residuales» que las personas dejan en sus búsquedas en Internet son muy valiosos y negociables.

Estos datos residuales se pueden usar para predecir el comportamiento del usuario de Internet. Los anuncios en Internet pueden, por lo tanto, ser utilizados de una manera muy específica y efectiva. Nace un modelo de negocio completamente nuevo: «capitalismo de vigilancia».

  • Un nuevo orden económico que reivindica la experiencia humana como materia prima libre, para prácticas comerciales ocultas de extracción, predicción y ventas.
  • Una lógica económica parasitaria en la cual la producción de bienes y servicios, está subordinada a una nueva arquitectura global de modificación de comportamiento.
  • Una mutación deshonesta del capitalismo marcada por concentraciones de riqueza, conocimiento y poder sin precedentes en la historia humana
  • El marco fundamental de una economía de control
  • Una amenaza tan importante para la naturaleza humana en el siglo XXI como lo fue el capitalismo industrial para el mundo natural en el siglo XIX y XX
  • El origen de un nuevo poder instrumental que reafirma su dominio sobre la sociedad y presenta desafíos sorprendentes para la democracia de mercado
  • Un movimiento que apunta a imponer un nuevo orden colectivo basado en la certeza total
  • Una expropiación de derechos humanos básicos que mejor se comprende como un golpe de Estado desde arriba: un derrocamiento de la soberanía del pueblo.
PUBLICIDAD
----------

El capitalismo de control afirma que la experiencia humana es la materia prima gratuita para su conversión a datos sobre el comportamiento.

Aunque algunos de estos datos se aplican a la mejora del producto o servicio, el resto se declara como propiedad de un excedente de comportamiento, que alimenta a procesos de fabricación avanzados conocidos como «inteligencia de máquina» y son fabricados como productos de predicción que anticipan lo que harás ahora, pronto, y después.

Finalmente, estos productos de predicción se comercializan en un nuevo tipo de mercado para predicciones de comportamiento que llamo mercados de futuros de comportamiento.

Los capitalistas de control se han vuelto inmensamente ricos gracias a estas operaciones comerciales, ya que muchas empresas están ansiosas por hacer apuestas sobre nuestros futuros comportamientos.

PUBLICIDAD
----------
0

VER PRIMERO ESTE VIDEO

EXCLUSIVO
0

LUEGO VER ESTE INFORME

EXCLUSIVO
PUBLICIDAD
----------

Únite a Nuestro Grupo & Canal de Telegram

Únete para estar en contacto permanente y ademas aportarnos datos, videos, articulos, información, etc y tambien
TELEGRAM

CON.GRACIAS POR APOYAR
NUESTRO TRABAJO

PUBLICIDAD
----------

MUCHAS GRACIAS POR RESERVAR SU ENTRADA

EN BREVE NOS PONDREMOS EN CONTACTO PARA REALIZAR EL PAGO FINAL Y ASÍ PODER RECIBIR EL TICKET DE ENTRADA.